Hackeando mi mesa de noche

Posted by

¡Feliz año nuevo!

Hackear, para mi, es modificar las cosas para que hagan lo que tu quieres. Eso nos diferencia de los usuarios, ellos actúan al revés: cambiando sus propias costumbres para adaptarse a un sistema, o cosa. Si alguna vez hiciste un carro usando latas de leche gloria como llantas, entonces ya conoces lo que significa hackear.

La flojera como madre de la inventiva

Tengo una lámpara de dos brazos, con bastante libertad de movimento. Pero el interruptor del foco está sobre el mismo. Esta lámpara la uso en mi mesa de noche, pero es difícil pararse cuando estás semi-dormido para apagarla, asi que en octubre del año pasado, decidí colocar un interruptor a la mesa de noche para facilitar el apagado.

Nada del otro mundo, pero me pareció paja la idea de hackear algo fuera de la computadora.

Este interruptor accionaría un tomacorriente al otro lado, donde enchufaré mi lámpara, evitándome levantarme para apagarla. La flojera…

Una vez hecho el hueco en el triplay para el interruptor, solo bastó un poco de cableado interno para hacerlo funcionar, et voilá.

Super Mario 3 FTW

(si, si, es un gamepad de Xbox… pero funciona lindo en Linux. Siempre lo he reconocido: La principal empresa de software del planeta solo hace hardware excelente 😀 )

Una nueva flojera veraniega

Y llegó el verano en Perú. No puedo dormir sin el ventilador prendido por un rato, y regresé al mismo problema: me daba flojera pararme para apagarlo…

Me dijeron que podía haber comprado un timer para controlar el tiempo, pero realmente estoy entrando al mundo DIY, asi que simplemente pensé en colocarle un nuevo interruptor a la mesa de noche.

Pero ya que la iba a destruir un poco más, pensé que podía ponerle más cosas. Asi que le traje de china un tomacorriente USB. O bueno, esa fue mi idea, pues nunca llegó… al final, acabé comprando un tomacorriente USB de una tienda de hardware local. Y empecé el nuevo hackeo.

El resultado quedó bastante paja.

Al otro lado de la mesa de noche, le puse otro tomacorriente para el ventilador.

(Se nota cuándo me di cuenta que debería bloguear el proceso 😀 )

Ya había casi acabado, cuando de pronto, un 30 de diciembre, llegó mi pedido de china 😛 Me sentí mal, pues lo había pedido justo para esto, y ya no iba a estar en el proyecto. Sentí que no podía acabar el año con un proyecto inconcluso.

Así que en el último día del año, aun cansado por la celebración que tuve con mi hermana por su visita la noche anterior, me levanté a las 7 de la madrugada, y me puse a rehackear el mueble.

La verdad, todo quedó muy guapo al final.

Ahora en mi mesa de noche tengo un interruptor para controlar la luz, otro para controlar el ventilador, 5 puertos USB para cargar celulares (tengo dos, uno es sólo para manejar Netflix), y un tomacorriente para el repelente de zancudos.

Tocó probar todas las conexiones eléctricas. Ignoren el extinguidor 😳.

Nada se incendió😅 Igual lo dejé funcionando todo por un buen rato, solo para estar seguros.

El setup quedó muy paja. Le mostré esto a algunos amigos, y todos me preguntaron cuánto les cobraba por hacer lo mismo 🙄

Quedó el tema de los cables dentro de la mesa de noche, pero eso lo dejé para este año.

Nada que un poco de silicona no ayude a ordenar.

Muchos tienen la cábala de que lo que hacen a finales de año se convierte en lo que harán todo el nuevo año. Yo no creo en cábalas ni en sonseras afines.

…pero quiero en este año convertirme en un nuevo amateur del DIY 😀

One comment

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público.